Thursday, December 14, 2006

Con Samuelson y Solow


Ocasiones como esta hacen unico al MIT. Hoy viernes estaba apurado y pase a comprar un sandwich por el comedor de Sloan. Los viernes en general la facu esta bastante vacia, mas aun a mitad de diciembre. Veo entoces a dos viejitos charlando de lo mas entusiasmados. La sorpresa me la lleve cuando me doy cuenta que son Paul Samuelson y Robert Solow, ambos premios nobel de economia y leyendas vivas en la materia.
Sali corriendo para mi casa, que queda a media cuadra de la facu, a buscar una camara. Ahi arriba tienen el resultado, los tres sonriendo como amigos de toda la vida. Cuando les cuento que soy Argentino, Samuelson me dice: "en el 45 predije que Argentina y Chile serian los paises que mas se desarrollarian luego de la segunda Guerra. Claro que no tuve en cuenta a Peron"

Me quede sentado en la mesa unos cinco minutos. Me hablaron de Guido Di Tella, quien trabajo con ellos durante su estadia en MIT y a quien apreciaban mucho. Fue uno de los muchos nombres de argentinos que mencionaron. Me preguntaron si habia estudiado en la universidad publica, hablamos de Sarmiento, de la estatua que tiene en Boston y su rol visionario respecto a la educacion. Solow me conto de su ultima visita a Argentina, por la decada del 80.

Dos cosas me impactaron y me dejaron muy contento. Primero la sencillez de los grandes. Los tipos parecia que hasta estaban contentos que los hubiera reconocido, me invitaron a la mesa y charlamos de Argentina un rato. Segundo, las ganas de vivir y trabajar que tienen. Samuelson tiene 91 años y Solow 82, lograron todo lo que un academico puede aspirar, y todavia van con entusiasmo a trabajar a sus oficinas

Que linda anecdota, hasta me emociono. Abajo les dejo una cita de Solow que es memorable.

"Everything reminds Milton Friedman of the money supply. Everything reminds me of sex, but I try to keep it out of my papers."

6 comments:

PM said...

literalmente, un lujo el encuentro...!
te envidio desde BA

Anonymous said...

Que lindo lo que contas!! eso son ejemplos de vida!!que bueno que los reconociste y te les acercaste a hablar.Feliz Navidad desde Argentina!!la direccion de tu blog salio en revista Noticias.

Anonymous said...

buenisimo este post y todo tu blog!

soy rosarina, vivi en buenos Aires y ahora vivo en EEUU... puedo relacionar muchos de tus comentarios e impresiones.

Suerte!

Andrea

Tito said...

Altisímo post! Se me puso la piel de gallina.

Les dejo unas impresiones de Samuelson sobre Argentina para ponerse a llorar:

"En la década del sesenta, la Argentina junto a Japón, había sido catalogada por Samuelson, el premio Nóbel de economía, como dos casos extremos que se salían de las reglas. La clasificación de los países en desarrollados y subdesarrollados había sido enriquecida con la categoría de “en vías de desarrollo”, más una cuarta categoría en la que entraban Argentina y Japón. Japón porque siendo un archipiélago, sin hierro y sin petróleo, habiendo sido derrotado en la segunda guerra mundial, había resurgido de entre las ruinas y se estaba convirtiendo rápidamente en un país moderno, merced a su inversión fuerte en la educación la ciencia y la tecnología. Argentina por el contrario, siendo un país con un inmenso territorio y una amplia plataforma submarina, que albergaba una inmensa potencialidad, teniendo casi todos los climas, contando con importantes reservas de petróleo y gas, no habiendo sido víctima de ninguna guerra, no teniendo problemas de racismo, xenofobia ni discriminaciones irritantes, y contando además con una población con una alta tasa de alfabetización, estaba estancada y no encontraba el camino de salida."

Yo soy un argentino que aplicó al MIT pero el hijo de puta del filipino no me llamo a entrevista y estoy muy triste

abrazoooooooooo

Tito said...

Alto, altisímo post, me hizo poner la piel de gallina:

Les dejo unas reflexiones de Samuelson en los 60s para ponerse a llorar

"En la década del sesenta, la Argentina junto a Japón, había sido catalogada por Samuelson, el premio Nóbel de economía, como dos casos extremos que se salían de las reglas. La clasificación de los países en desarrollados y subdesarrollados había sido enriquecida con la categoría de “en vías de desarrollo”, más una cuarta categoría en la que entraban Argentina y Japón.
Japón porque siendo un archipiélago, sin hierro y sin petróleo, habiendo sido derrotado en la segunda guerra mundial, había resurgido de entre las ruinas y se estaba convirtiendo rápidamente en un país moderno, merced a su inversión fuerte en la educación la ciencia y la tecnología.
Argentina por el contrario, siendo un país con un inmenso territorio y una amplia plataforma submarina, que albergaba una inmensa potencialidad, teniendo casi todos los climas, contando con importantes reservas de petróleo y gas, no habiendo sido víctima de ninguna guerra, no teniendo problemas de racismo, xenofobia ni discriminaciones irritantes, y contando además con una población con una alta tasa de alfabetización, estaba estancada y no encontraba el camino de salida"

Abrazo de un argentino q aplico al MIT y el maldito filipino no lo llamo a entrevistas

Anonymous said...

Uff vaya pasada. A esto entrar en MIT es muy difícil ?¿. Qué envidia coincidir con estos dos genios vivos.