Wednesday, February 25, 2009

En búsqueda de buenas ideas


La idea de pedir ideas a tus clientes es genial, pero del concepto a la ejecución hay un largo camino con obstáculos.

En primer lugar es necesario tener un producto o servicio que sea lo suficientemente engaging como para que a tus usuarios les interese expresar su opinión. Un ejemplo: el otro día descrubrí a Snuggie que es una frazada con mangas (vean el video que no tiene desperdicio). Es difícil motivar a alguien para que opine o ofrezca ideas salvo para tomarle el pelo a la compañía. La gente quiere hablar de un producto interesante, sexy, innovador.

Después hay que saber canalizar las opiniones a través de un site que sea interesante, fácil, que estimule el debate, donde se pueda responder a los posts de otra gente, y se evite lo más posible las opiniones anónimas. Pocas cosas más depresivas que un foro o comunidad con cinco participantes que se putean entre ellos.

De las mejores ejecutadas puedo mencionar a Dell Ideastorm y My Starbucks Idea.

Esta semana Nokia estrenó el site Ideas Project, que le da una vuelta de tuerca interesante porque eligió a un grupo de referentes en distintos ámbitos (académico, startups, medios, innovación) para que cuenten sus ideas y de esta forma arrancar el debate. El diseño del site es brillante, y la verdad que Nokia convocó un verdadero dream team para que compartan sus ideas.

Por último voy a contar el caso de MIT que como todas las universidades americanas fue muy golpeada por la crisis. En medio año el endowment perdió 2 billones y medio de dólares, un 25% de su valor. Ante esta calamidad MIT está recortando por todos lados y decidió hacer partícipe a la comunidad toda para ayudar en el esfuerzo. Creo el site MIT Idea Bank y ahi estudiantes, profesores y demás personas vincualdas con MIT dejan sus sugerencias sobre como ahorrar plata o ser más eficientes con los gastos. Revisando encontré ideas tan básicas como fotocopiar por default en doble faz o apagar las luces por la noche (eso si que es básico) proveer recibos electrónicos para todos los pagos del instituto. La participación es muy buena porque se dá el requisito que mencioné arriba: a mucha gente realmente le importa MIT y están involucrados con hacer su futuro viable. Entonces sólo faltaba tener un sitio donde canalizar las opiniones.

2 comments:

Pirc said...

Luciano:

No tengo un comentario en particular sobre este post.
Simplemente queria felicitarte por el blog, que lo descubrí 3 años tarde, pero bue...

Realmente muy interesante y estoy tratando de leer ponerme al día con los posts.

Espero alguna vez hacer algún posgrado por esos lados.
Y por lo que estudio (Ing. Biomédica), sería un sueño poder llegar a el centro que tienen en conjunto MIT-Harvard!

Debo decir, que me sorprende muchisimo las cantidad de donaciones que reciben estas gigantescas universidades privadas. Entiendo el 'sentimiento de pertenencia' que se puede tener. Pero en definitiva, ellas no te hicieron ningun favor formandote como profesional, te cobraron (y bastante) para hacerlo.


Saludos


PD: Recuerdo haber usado el MIT Open Course para estudiar Física I y II. Y realmente me sirvió muchisimo, ¡Walter Lewin es un grande!

wornaki said...

Lo de las nuevas ideas sin duda, dinamiza de gran manera el día a día, en donde sea, desde una empresa hasta una universidad. Y las empresas y las universidades nunca dejan de apostar a la innovación, por más pequeña que sea. Sin eso, la burocracia más absoluta toma un lugar preponderante.

@Pirc, lo de las donaciones es surrealista en cuanto a cantidad, pero bien que se trata de un recurso válido. Además, las universidades incentivan las donaciones, porque hay muchas que salvan a la gente de pagar impuestos altos y de paso, ayudan. Eso para el norteamericano rico es música para los oídos.
Acá sólo conozco un ejemplo de una universidad privada con un ambicioso programa de donaciones y búsqueda de fondos, el ITBA. Sería muy interesante ver que otras casas de estudios se subiesen al tren.